Copy the code below and paste it onto every page of your website. Paste this code as high in the of the page as possible:

¿Cómo reducir el presupuesto ante una emergencia?

La llegada del coronavirus al mundo ha generado un gran impacto en la vida de las personas, sobre todo en el ámbito económico. La pandemia llegó de manera inesperada y muchos nos encontramos en una situación de incertidumbre que nos obligó a reducir nuestro presupuesto para poder sobrellevar la emergencia. 

Hace unos días el Gobierno Peruano volvió a anunciar la inmovilización social obligatoria en algunas regiones del país, lo cual afecta de manera directa a familias y miles de comercios que ya se estaban recuperando de la crisis. Como muchos peruanos, lo más probable es que te preocupe tu situación financiera, independientemente de que la pandemia haya afectado tu sueldo o no, pero es fundamental tratar de encontrar la estabilidad económica en estos tiempos. Lo ideal para evitar momentos de crisis financiera es armar un presupuesto, si es que no tienes uno, o reducir tu presupuesto actual ante la emergencia. 

Manejar tu presupuesto en una emergencia

A continuación te explicamos un paso a paso para crear un presupuesto de emergencia, pero primero te explicaremos lo que es: un presupuesto de emergencia es muy similar a un presupuesto mensual, la única diferencia es que en lugar de asignar una parte de tu dinero a restaurantes o salidas, debes enfocarte en cubrir tus necesidades básicas y asegurar el resto a una cuenta de ahorro o fondo de emergencia.

Paso 1: evalúa tu presupuesto actual

Evalúa tu presupuesto

Este paso es fundamental, ya que tu presupuesto indica cuáles son tus gastos actuales y a dónde se va tu dinero. Una vez que tengas todos tus gastos mensuales mapeados, compáralos el total de tus ingresos actuales; esto te ayudará a tener una información más precisa de cómo reducir tus gastos. 

Paso 2: divide tus gastos

Divide tus gastos

Una vez que tengas tu lista completa, crea dos categorías: gastos necesarios y gastos innecesarios.

Necesarios: son los gastos fijos que te van a ayudar a cubrir tus necesidades básicas, por ejemplo: alquiler de vivienda, seguro, alimentación, transporte, etc. 

Innecesarios: aquellas cosas que no son indispensables y deberían ser los primeros gastos en eliminarse, por ejemplo: compras en centros comerciales, restaurantes o pedidos de delivery, etc. 

Paso 3: ajusta tu presupuesto

Ajusta tu presupuesto

El ejercicio anterior te ayudará a entender que tus finanzas se dividen en necesidades y deseos, y solo tú puedes saber cuáles son indispensables y cuáles puedes empezar a recortar. Ajustar el presupuesto para armar un fondo de emergencia en caso surja un evento inesperado es una decisión inteligente que te ahorrará inconvenientes en un futuro. 

Si bien estamos atravesando tiempos difíciles, es importante hacer lo posible para mantener tus finanzas en orden, si bien no hay una respuesta universal para poder manejar una crisis financieras, hay algunas maneras en las que puedes prepararte (conoce algunas de ellas aquí

No olvides que para evitar los contagios es importante lavarse las manos por 20 segundos y evita asistir a lugares concurridos con poca ventilación. Cuidarnos es responsabilidad de todos. 

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: